Punto de sutura

Real Madrid 3-3 UD Las Palmas. LaLiga Santander – Jornada 25 // 1 de marzo de 2017.

Amigas y amigos:

Esta vez, el recurso a la heroica, a la épica, sólo otorgó un punto al Real Madrid. El del Bernabéu ante Las Palmas fue un encuentro extraño, podría decirse, si no lo contextualizáramos en la dinámica que venía arrastrando el equipo -Valencia y Villarreal, singularmente-, de partidos donde el Madrid se vio obligado a tratar de remontar resultados más por circunstancias emocionales que por méritos deportivos. No obstante, también es necesario decir que el Real Madrid salió mejor que en lo visto en partidos anteriores y se vio dificultado por algunos avatares que fueron sucediéndose a lo largo del tiempo reglamentario.

De primeras, un gol anulado a Morata en el primer minuto de juego. En este caso, sí parece que aciertan el juez de línea y el árbitro al no conceder el gol del delantero del Real Madrid. El conjunto de Zidane parecía decidido a no tener que pasar por lo de los encuentros anteriores y siguió buscando el gol con ahínco. Tanto que el primero llegó en la siguiente jugada de peligro de los blancos. Pase al espacio de Kovacic que deja a Isco frente a Javi Varas, y el malagueño bate al portero del equipo canario con un disparo, abajo, ajustado al palo. Posición dudosa de Isco, aunque parece que legal, en el remate (1-0, min. 8′).

Sin embargo, poco le duró la alegría a los madridistas, porque un minuto después empataría Tana, con un disparo desde el interior del área que fusiló a Keylor (1-1, min. 9′). Dos minutos después, el colegiado señalaría un más que dudoso fuera de juego de Morata cuando éste se quedaba totalmente solo ante Javi Varas. El delantero madridista remataría, aún así, el balón al fondo de las mallas.

Con el empate de Las Palmas, el Madrid perdió el control del balón, del juego y de las ocasiones. Se crecieron los canarios, que comenzaron a elaborar un fútbol fluido y presionando muy intensamente la salida del balón de los locales. Ello, sumado a la adelantadísima defensa que planteó Quique Setién en el Bernabéu, dificultaba en extremo la elaboración de los pupilos de Zidane.

Tanto es así que al filo de los 20 minutos, la posesión era favorable al equipo canario por más de un 60%. Así las ocasiones comenzaron a tener, únicamente, color amarillo. Boateng envió arriba un buen balón en el 29′, dos minutos después Sergio Ramos tuvo que sacar otra pelota sobre la línea de gol… se mascaba la debacle. Por su parte, muchos jugadores de Las Palmas hicieron un partido espectacular en la primera mitad: Viera, Tana o el propio Boateng, ayudados por el resto del equipo, desarrollaron un fútbol vistoso y valiente que, además, se intensificó en la segunda mitad.

Con el aspecto menos malo del resultado al descanso (1-1), saltaron los protagonistas a disputar el segundo tiempo. Si ya en los primeros 45 minutos el Madrid había ido de más a menos, la auto-expulsión de Gareth Bale en el 47′ sólo hizo que complicar las cosas. El galés cayó en la trampa de la provocación de Viera y acabó siendo expulsado por doble amarilla, primero por una patada y después por un empujón al jugador canario. Impropia pérdida de papeles de Bale que, sin duda, condicionó el resto del partido.

Para colmo de males, en el 54′ cometió Sergio Ramos uno de esos penaltis que le salen cuando no se controla. Toca el balón claramente con la mano dentro del área y el colegiado decreta pena máxima. Keylor Navas intuye el disparo y llega a tocar el balón, pero no puede hacer nada para despejarla, y Viera consigue el gol (1-2, min. 56′).

El Madrid se ahogó y bajó los brazos durante unos minutos. Eso lo aprovechó Las Palmas para exhibirse en el Bernabéu, y para conseguir incluso aumentar la renta, que llegó a parecer definitiva. Balón muy largo a la espalda de la zaga madridista que caza Boateng, Keylor Navas abandona el área para intentar despejar pero mide mal, y el jugador del equipo canario con un sólo toque desarbola la salida del meta blanco y marca a puerta vacía (1-3, min. 59′).

Vendaval blanco

Conseguir el 1-3 al cuarto de hora de la segunda parte fue interpretado por muchos como definitivo a favor de los intereses canarios. Tanto así que comenzó a oírse el característico ‘pío, pío’ en las gradas del Santiago Bernabéu. Los locales se veían exhaustos y desorientados y los visitantes, por su parte, parecían estar disfrutando de lo lindo.

Pero cuando todo parecía perdido, el Madrid activó su ‘modo Vendaval’ y cosió a ocasiones la portería defendida por Javi Varas. Aunque Las Palmas gozó también de algunas claras para haberse llevado y certificado los tres puntos. En el 61′ Sergio Ramos envió al travesaño un remate de cabeza. Un minuto después, Keylor desbarató un buen disparo de Jesé y en el 71′ fue Mateo el que no llegó a rematar un pase de la muerte enviado por Viera. En el 73′ Benzemá envió, desde el punto de penalti, un balón a las nubes, y en el 75′ fue Javi Varas el que repele magnífico un balón en un mano a mano con Lucas Vázquez.

En el 79′, gran estirada de un Keylor Navas -que fue de menos a más- para sacarle una pelota a Jesé. El jugador canario, que volvía a la que había sido su casa, estuvo muy voluntarioso, pero falto de esa determinación que mostró antes de su lesión. Unos minutos después sería el Madrid el que gozaría de una doble ocasión: primero Benzemá y, después, Cristiano, se toparon con la defensa canaria (82′). Y otra vez Javi Varas salvó a su equipo de un duro disparo de Carvajal (84′). Pero esperen, que en el 85′ Keylor volvió a sacarle otra a Jesé…

Faltaban menos de cinco minutos más el descuento y el Madrid seguía sucumbiendo por 1-3. Todo parecía irse al traste: el partido, los puntos y, por supuesto, el liderato de LaLiga Santander. Centro de Cristiano que Dani Castellano tocó con la mano dentro del área; penalti para el Madrid, y gol del propio CR7 (2-3, min. 86′). Y aún habría más… córner a favor del Real que saca medido James y… ¿quién iba a ser si no? remate de Cristiano, perfecto, al fondo de la red (3-3, min. 89′). El crack portugués volvió a hacer lo que se espera de él: echarse el equipo a la espalda y ‘rascar’ puntos cuando parece imposible…

Al final, un punto que no sirve para retener el liderato, pero que sí aporta alguna sensación positiva al Madrid, para cerrar muchas de las heridas abiertas, en su confianza y en su juego, en los últimos partidos. ¡Hala Madrid!

Vamos ahora con las puntuaciones del encuentro y la concesión de la SUPER ESTRELLA. Los candidatos fueron Sergio Ramos, Carvajal, Kovacic y Cristiano Ronaldo. Con vuestros votos, como no podía ser de otra manera en este partido, disteis como ganador al crack portugués:

Keylor Navas (), Carvajal (), Nacho (), Sergio Ramos (), Marcelo (), Kroos (), Kovacic (), Isco (), Cristiano Ronaldo (), Bale (), Morata () // Lucas Vázquez (), Benzemá () y James ().

Actualización 07/03/2017: CRISTIANO RONALDO (50%), Sergio Ramos (<17%), Carvajal (<17%) y Kovacic (>16%).
Anuncios

Acerca de Javier Sánchez

Licenciado en Derecho y amante del fútbol. Redactor de 'Fútbol y Listo', un espacio para hablar de este maravilloso deporte y donde todos estáis invitados a participar. Os leo.
Esta entrada fue publicada en Equipos, Real Madrid y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Punto de sutura

  1. saradrawing dijo:

    Rememoro este partido y rememoro igualmente el tremendo esfuerzo físico, el “todo está perdido” (esos momentos terribles tras la expulsión de Gareth y el penalti de Sergio); y de pronto, en los últimos instantes, la desesperación que nos regaló un punto más valioso que un diamante. ¡Perdimos la Liga!, decían algunos agoreros; no, amigos, porque cada lucha cuenta. Y, pocos partidos después, recuperaríamos el puesto en la primera fila; algo que, en los momentos en los que nos encontramos actualmente, tengo la convicción de que volverá a ocurrir. Esta plantilla ha demostrado saber salir de situaciones excesivas, como esta que bien narras aquí: toda la absoluta presión y su rebelión para cambiar las tornas. Es el ADN del Real Madrid; por lo menos, del Real Madrid de Zidane.
    Gran crónica, Javi. “as usual”. Un abrazo, y ¡¡HALA MADRID!!

    Le gusta a 1 persona

    • “Cada lucha cuenta”. ¡Qué razón tienes! Creo que lo hablamos al terminar este partido, este punto puede valer una Liga. Al final, le sacamos tres al Barça, sí. Pero, como dices, al hablar del ADN del Real Madrid, o del gen ganador que le ha implantado Zidane, es precisamente a esto a lo que nos referimos. Con entrenadores anteriores, el Madrid solía centrarse en una competición (en la que más posibilidades veía) y se dejaba ir en las demás. Eso no ha pasado desde que el francés es entrenador de los blancos.

      La temporada pasada ganamos la Champions y, de una Liga perdida con Benítez, le recortamos a los de Luis Enrique hasta hacerles sudar para ganar el campeonato en la última jornada, solo un punto por delante de nosotros. Esta temporada -traspiés en Copa aparte- se han luchado todos los títulos; hemos ganado 4 de 5 disputados (que a nadie se le olvide esto) y hemos dado la imagen de ser, de nuevo, un equipo ganador.

      Gracias por tu acertadísimo comentario, que me ha dado pie a escribir esta reflexión que llevaba tanto tiempo queriendo poner sobre el papel. Un fuerte abrazo, y ¡Hala Madrid!

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s