Benzemá mantiene la racha

Sevilla 3-3 Real Madrid. Copa del Rey. 1/8 de final – partido de vuelta // 12 de enero de 2017.

Amigas y amigos:

la-copa_rmNuevo encuentro sin perder del Real Madrid, y ya son 40, para sellar el pase a cuartos de final de Copa del Rey. Con un Sevilla volcado, agresivo en busca de darle la vuelta a la eliminatoria, el Madrid supo controlar sus opciones e incluso impedir la derrota final en el electrónico. Y ello a pesar de que el Real no llegó a cuajar su mejor encuentro y nunca llegó a ir por delante en el marcador.

De hecho, en los cinco primeros minutos, Kiko Casilla, votado por nuestros lectores como mejor del partido, tuvo que intervenir en dos ocasiones para impedir un tempranero gol del Sevilla; tanto que, sin embargo, llegó en el minuto 9′, cuando Danilo se introdujo el balón en su propia portería, al tratar de despejar un centro de Sarabia desde la derecha. Un auténtico chicharro de cabeza… Los sevillistas se ponían pronto 1-0 y soñaban con voltear el 3-0 que el Real Madrid se había traído del Bernabéu.

El Madrid acusó el mazazo y no llegaba a controlar, ni el juego ni las ocasiones. Aún así oportunidades de Asensio, Mariano y Kroos se intercalaron con otras tantas claras para los locales. Sin embargo, con el 1-0 y la intranquilidad en el cuerpo, se llegaría al descanso.

El inicio de los segundos cuarenta y cinco minutos sirvió para que el Real pusiera un poco de calma en el desarrollo del choque y consiguiera el empate muy pronto, merced al gran gol de Asensio en el 48′. El joven jugador del Real Madrid recogió un rechace del portero madridista en su propio campo, galopa algo más de 90 metros con la bola pegada al pie y define por debajo de las piernas de David Soria. Intentó cerrarle Vietto, pero nada pudo hacer ante la gran jugada de calidad del ’20’ del Real Madrid. Empataba Marco y ponía las cosas tremendamente difíciles para el Sevilla, que necesitaba 5 goles para pasar la eliminatoria (1-1, min. 48′).

Con el empate, se equilibró el juego aunque el Sevilla continuaba demostrando por qué es uno de los equipos sensación de la temporada, y aún más en su estadio. Merced a ese empuje, los andaluces volverían a ponerse por delante en el 53′, cuando Jovetic empaló en una suerte de media volea en el área, muy solo, un buen centro de Escudero. Mal balance defensivo de los pupilos de Zidane, que permitieron el remate a bocajarro del debutante en la disciplina hispalense. 

Todavía iban a meter más presión en el marcador los locales en el 77′, gracias al gol de Iborra que hacía creer a algunos que la machada sevillista podía ser posible. Pase de la muerte de Ben Yedder que no bloca Kiko Casilla e Iborra sólo tiene que empujar el rechace. Aparecen los nervios en la parroquia merengue.

¿Estaba a punto de llegar la primera derrota de la temporada para los de Zidane? Nos preguntábamos algunos. Pero la grandeza del Madrid se demuestra en partidos como éste, donde se suceden las ocasiones para uno y otro porque no has logrado controlar el juego ni la posesión; donde una grada lleva en volandas a su equipo en busca de una noche histórica.

El 3-2 llegó de penalti, tras un claro empujón de Kranevitter a Casemiro dentro del área. ¿Quién iba a ser si no? El gran Sergio Ramos; el Gran Capitán ante su ex-equipo, fue quien tomó la responsabilidad de convertir la pena máxima. Y además, con clase: a lo Panenka. Mucho se ha hablado de la celebración del camero, quien se llevó la mano a la oreja, en protesta por los piropos que un sector de la grada le había estado dedicando durante todo el encuentro. Después pidió perdón al resto de la parroquia sevillista congregada en el Sánchez Pizjuán. A mi entender, quizás crispó un poco el ambiente, pero entiendo como lógica la reacción de Ramos (3-2, min. 83′).

Y, en fin, cuando los dos equipos parecían dar por bueno el 3-2, pues otorgaba una victoria de honor al Sevilla y el pase a la siguiente ronda de la Copa al Madrid, apareció Monsieur Benzemá. Y apareció con una de esas genialidades que el ‘9’ nos regala de vez en cuando, quizás cuando está más cuestionado en la delantera blanca. Recibe el balón fuera del área y se interna con él, regateando a varios jugadores, y batiendo por bajo al meta sevillista. Un golazo, conseguido también en el territorio ‘NoventayRamos’. Bestial (3-3, min. 92′).

Empate final para conseguir un nuevo récord -40 partidos sin perder, superando los 39 de Luis Enrique con el Barça- y para demostrar que este equipo tiene hambre; mucha hambre. ¡Hala Madrid!

Os dejo ahora las puntuaciones del encuentro. Kiko Casilla fue elegido por vosotros mejor jugador del partido, por delante de Marcelo y de Karim Benzemá:

Kiko Casilla (estrella_1estrella_1estrella_1estrella_2), Marcelo (estrella_1estrella_1estrella_1), Sergio Ramos (estrella_1estrella_1), Nacho (estrella_1estrella_1), Danilo (estrella_1), Casemiro (estrella_1estrella_1), Kroos (estrella_1estrella_1), Asensio (estrella_1estrella_1), Lucas Vázquez (estrella_1), Mariano (estrella_1estrella_1), Morata (estrella_1) // Carvajal (estrella_1estrella_1), Kovacic (estrella_1estrella_1) y Benzemá (estrella_1estrella_1estrella_1).

Actualización 24/01/2017: KIKO CASILLA (58%), Marcelo (26%), Benzemá (26%).
Anuncios

Acerca de Javier Sánchez

Licenciado en Derecho y amante del fútbol. Redactor de 'Fútbol y Listo', un espacio para hablar de este maravilloso deporte y donde todos estáis invitados a participar. Os leo.
Esta entrada fue publicada en Equipos, Real Madrid y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s