Ganó, aunque no lo mereció

Real Madrid 1-0 Paris Saint-Germain. UEFA Champions League. Fase de Grupos – Jornada 4 // 3 de noviembre de 2015.

UCL-RMAmigas y amigos:

El Real Madrid se llevó la victoria en un partido en el que el PSG superó a los blancos en todas las facetas del juego. Justicia divina, y suerte, dirían algunos: tal vez el contrapunto del partido de hace dos semanas, donde el Real Madrid fue infinitamente mejor en el Parque de los Príncipes, pero no se pasó del empate a cero.

Ciertamente hay poco positivo que destacar de los 90′ de los chicos de Benítez. Tal vez, por reseñar algo, el partido inconmensurable de Varane, muy seguro atrás, y la aportación decisiva de Nacho, que salió tras la inoportuna lesión de Marcelo -que, seguro, no estará en Sevilla- y que con su ‘churrigol– nos dio tres puntos de oro. Mención especial también para Keylor Navas, que jugando tocado, volvió a irse sin recibir gol y ya ostenta el récord de imbatibilidad de un portero en Champions, con 6 encuentros sin sacar el balón de sus propias redes. 

Dicho esto, poco positivo más. Como mucho, la esperanza de que la vuelta de James está ya aquí. El PSG, con un eléctrico Di María a la cabeza -que volvía al Bernabéu y quiso recordarnos qué clase de jugador es-, tuvo la victoria en sus manos. Tres balones al palo -uno de ellos una falta magistral del argentino que se fue al travesaño- y errores en su propia área, como el del gol, condenaron al conjunto del jeque. 

Permitidme, pues, que me centre en dos aspectos que como Madridista me preocupan. Está claro que el Real tiene que mejorar aún muchas cosas, y no olvidemos que los dos próximos encuentros son ante Sevilla y Barça. Pero en vez de estar reflexionando -como prudentemente nos encomendó Sergio Ramos al final del encuentro del martes-, tenemos fija la atención en dos hechos extradeportivos muy negativos desde mi punto de vista.

El primero, Benzemá. Lo pienso desde que es delantero del Madrid: tiene una calidad incontestable, pero su forma de ser, de relacionarse o de rodearse le impiden explotar como futbolista. Por si fueran pocas sus ‘travesuras’ al volante -la última de ellas de estos mismos días-, ahora se ve involucrado e imputado en un caso de mayor envergadura. Se le atribuye ser cómplice en el bochornoso caso del chantaje sexual a su compañero de Selección, Mathieu Valbuena. Como jurista que soy, evidentemente, sobra abogar por su presunción de inocencia, pero son detalles que minan su figura pública, indudablemente.

El segundo acontecimiento que lamento profundamente -tristeza directamente proporcional a la admiración que el jugador me causa- es el ‘asunto Cristiano Ronaldo’. Para que nadie me acuse de anti-Madridista -precisamente soy todo lo contrario- vaya por delante no sólo mi reconocimiento y admiración al portugués, al que he alabado y lo haré más en este espacio. Sus números, su profesionalidad, sus ganas inquebrantables de mejorar, su incorformismo luchador -siempre quiere ganar- y sus gestos cuando está lejos de los terrenos de juego son dignos de poner en valor. Y aquí lo hago. También creo justo criticar a aquellos que aprovechan la mínima para darle ‘palos’ y, sin embargo, consienten todo de otros, especialmente de unos que visten de azul y granate y que se dedican a importunar las Ruedas de Prensa de un rival al que acaban de ganar, saliendo disfrazados de…. en fin, de críos.

También creo que CR7 tiene derecho a hablar con quien quiera, sea el entrenador o el presidente del club al que todos dicen que irá la temporada que viene o sea alguien que pasa por ahí. También estaría bueno que impidiéramos al luso relacionarse. No, no voy a criticar, sus mensajes a Blanc o a Al-Khelaïfi, si es que los hubo. Es más, creo que la actuación del señor Pérez al inicio del encuentro, dándole la reprimenda por su entrevista en Kicker, está fuera de lugar, no es propia de un Presidente y puede ayudar a comprender el nulo papel de CR7 en el partido posterior.

Dando todo esto por sentado, no me resisto a daros mi opinión. Es una sensación agridulce que tengo desde que el chico llegó al Real, pero que se ha intensificado en las últimas dos campañas. Como Madridista, no veo a Cristiano identificado en/con el Real Madrid. Los últimos 2-3 veranos asistimos inmisericordemente a un sinfín de rumores que le colocan fuera del Club de Concha Espina y no le he oído aún desmentir ninguno tajantemente. No creo que, desde que viste la elástica blanca, se esté comportando exactamente como se espera de un ‘hombre de club’. No le veo defender a Real por encima de todo, no le veo apagando incendios e incentivando la estabilidad por encima de jugadores, entrenadores, directivos…

Es más, siempre entra al juego de especulaciones o, al menos, parece no incomodarle ser el centro de toda suerte de miedos hacia su marcha, que experimentamos los que le admiramos, prácticamente cada mes. Echo de menos esa defensa a ultranza que hacía de Ferguson e, indirectamente, del Manchester United. El no dar por segura su renovación, o su retirada en el Madrid -y todos sabemos que esas serían palabras vacías en el fútbol de hoy, pero al menos nos daría la impresión de que se siente feliz-, son pequeñas espinas con las que lidiamos cada campaña.

Me gustaría que se retirara de blanco, insisto, pero mi impresión es que en los últimos tiempos parece estar más preocupado de Pichichis, Balones de Oro o récords, que de triunfos colectivos. Me gustaría que fuera el líder, ése que une en torno a él a jugadores y Cuerpo Técnico y que es decisivo en la conquista de la Gloria para el Real Madrid. No cuestiono ni cuestionaré su labor como jugador, pero sí esperaría más de su figura fuera del terreno de juego. ¡Hala Madrid!

Anuncios

Acerca de Javier Sánchez

Licenciado en Derecho y amante del fútbol. Redactor de 'Fútbol y Listo', un espacio para hablar de este maravilloso deporte y donde todos estáis invitados a participar. Os leo.
Esta entrada fue publicada en Equipos, Real Madrid y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s