Morata se vengó en plato frío

Real Madrid 1-1 Juventus de Turín. UEFA Champions League. Semifinal – partido de vuelta. 13 de mayo de 2015.

UCL-RMAmigos y amigas:

No ha podido ser. El Real Madrid no estará en la final de Berlín del próximo día 6 de junio, ante el Barça. Antes de comenzar, me gustaría haceros un comentario previo: no me voy a esconder. Yo soy únicamente un aficionado más. No pinto nada para el Real Madrid; soy sólo uno más de los millones de seguidores. Pero creo que hoy la Familia Madridista no puede esconderse. Hemos de ser del MADRID, hemos de sentir los COLORES, hemos de abanderar este SENTIMIENTO también en las duras. El año pasado los dioses del fútbol fueron magnánimos con el Real Madrid, al concedernos una bola extra con el gol de Ramos. Este año no lo han sido.

Y como de no esconderse se trata, permitidme que me deje llevar y exprese lo que sale de dentro. Algo debe cambiar en el seno del Real Madrid. Coincido con un comentario de Josep Pedrerol, en uno de sus Chiringuitos: para el Madrid y el Barça, no ganar Liga, Copa o Champions es un fracaso. Decía que algo ha de cambiar en el Real, pero no es momento de volverse loco. Aquellos análisis que pasen por buscar una revolución: fuera Ancelotti y la mitad de la plantilla, no nos valen hoy para crecer.

Es innegable que algo no funciona cuando dilapidas una ventaja de 4 puntos en el liderato de la Liga y cuando no eres superior a tu rival en ninguno de los dos partidos de una semifinal de Champions. Pero creo que la explicación de este bajón desde enero del Madrid involucra muchos factores: lesiones de jugadores importantes en momentos clave de la temporada, ausencia de juego pero, sobre todo, una pérdida total de confianza. Creo que ése es el punto clave: el Madrid dejó de creer en sí mismo (justo al contrario que el Barça, por cierto).

Volviendo a la cuestión del análisis y el debate sosegados: el año pasado el Barça no ganó nada, con un Messi desaparecido y el club más pendiente de sus problemas institucionales que de sus vaivenes en la parcela deportiva. Pero no se volvieron locos y este año tienen al alcance de su mano el Triplete, con permiso del Athletic Club y de la Juventus.

Entonces, ¿qué es lo que ha fallado? No es momento de revisarlo en profundidad, pero lo dejo apuntado para futuras semanas:

1- Falta de banquillo (mala planificación deportiva).

2- Mala gestión del entrenador de los cambios, los minutos y las oportunidades.

3- Deficiencias en el trabajo físico (ha fallado el momento de forma en los tramos clave de la temporada).

4- Falta de un líder en la Zona Noble que mandara mensajes de unidad. Florentino decidió esconderse cuando los aficionados nos hemos impacientado. No ha sabido ser el líder de un Club de la importancia y magnitud del Real Madrid.

5- Sensación permanente de que el XI se hace en función del número de camisetas vendido y no por el estado de cada jugador (Bale no ha mostrado aún por qué costó lo que costó, se ha fichado a Keylor y apenas ha jugado, sobreprotección a jugadores como Benzemá y falta de protección a otros, como a CRistiano…)

Pero no todo se centra en la sección de fútbol. 6- Falta de promoción de la sección de baloncesto, por parte del propio Club.

7- Negativa injustificada de la Directiva a crear nuevas secciones deportivas que engrandezcan el nombre del Madrid.

Y… 8- Utilización del Madrid con criterios empresariales: ¿por qué yo no puedo ser socio del Real Madrid? Hay que eliminar el endiosamiento de las estructuras del Club y acercarlo a la gente. Un gran presupuesto requiere una eficiente gestión, no un aislamiento de todo y de todos. Volveré sobre ello a lo largo de los próximos meses. Pero no puedo reprimirme: Florentino debe abandonar la presidencia del Real Madrid. El dinero no puede justificarlo todo. ¿Y es realmente el modelo a seguir éste basado en el endeudamiento excesivo?

Cristiano iguala a Di Stéfano

Como segundo goleador histórico del Real Madrid, con 307 tantos -tras el conseguido en la tarde de hoy-.  Raúl ya sólo goza de una renta de 16 dianas. Es la única noticia positiva del choque. ¿Que si del partido no voy a comentar nada? Pues mirad, es que a lo largo de los próximos días nos vamos a hartar de ríos y ríos de tinta sobre el partido. Si buscáis mi opinión, en el cómputo general de la eliminatoria el Real Madrid no fue superior a la Juventus y, en el concreto caso de esta tarde, no fue lo suficientemente superior.

Eso sí, espero que nadie niegue hoy que Casillas nos mantuvo con vida, estuvo valiente y acertado. Salvo también a Marcelo, Isco… y poquito más. Decidme vosotros.

No se ensañen con Morata

El chaval nos ha aguado la fiesta con sus dos goles, uno en cada partido. Además ha cuajado una eliminatoria casi perfecta: incisivo, acertado y peleón, justo lo que se le pedía cuando vestía de blanco. La maduración de Álvaro este año en Italia ha sido tremenda. No celebró ninguno de los dos goles, elegante. Tampoco se le vio contento con ser el artífice de la eliminación del Club que ha sido su casa. Pero se merece esto que le va a pasar: se sobrepuso a las críticas, a veces demasiado ácidas, de Madrid. Y ahora es su momento para disfrutar.

No ha sido culpa del chico, él sólo ha hecho lo que tenía que hacer: reivindicarse. Y qué mejor escenario que ‘su’ Santiago Bernabéu. Otro año será. La ‘Undécima’ tendrá que llegar en otro tiempo, en otro lugar. ¡Hala Madrid!

Anuncios

Acerca de Javier Sánchez

Licenciado en Derecho y amante del fútbol. Redactor de 'Fútbol y Listo', un espacio para hablar de este maravilloso deporte y donde todos estáis invitados a participar. Os leo.
Esta entrada fue publicada en Equipos, Real Madrid y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Morata se vengó en plato frío

  1. saradrawing dijo:

    La desgracia absoluta. Puede que exageráramos en el momento en que este terrible partido acabó; pero fue un varapalo muy grande al corazón madridista. Y encima, a manos (a botas, mejor) de un ex-madridista al que nunca se le llegó a tomar en serio, las temporadas anteriores con el equipo blanco.
    Por un solo gol, voló la Undécima. Fue absurdo y terrible al mismo tiempo, pero quizás lo predecimos, cuando en el partido de ida acabamos perdiendo (también por un gol, por cierto).
    Aquí sí que tengo algo que reprocharle al mister: y es lo de siempre, los cambios. Gente fresca en el momento justo habría variado mucho el resultado, como ocurrió con Chicharito contra el Atlético.
    Pero en fin, amigo, ya no hay porqué lamentarse. Espero que el año que viene esa mala gestión que tan bien explicas no ocurra en el Real Madrid.
    Muy buen post. ¡Hala Madrid!

    Le gusta a 1 persona

    • Fue un cúmulo de despropósitos. El equipo no estuvo a la altura. No parecían unas semifinales de Champions. ¿Viste la celebración del 1-0? ¡Estábamos en la final y parecía que era un amistoso!

      El hecho de que haya sido Morata el que, con sus dos goles, nos haya echado de las semifinales debe ser una especie de justicia poética para él; estoy de acuerdo en que muchos no lo tomaron realmente en serio y, con su eliminatoria global, nos ha contestado.

      Como bien dices, ya poco se puede hacer, salvo esperar a la próxima temporada. Gracias por todo, un abrazo y… ¡Hala Madrid!

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s