Isco y Benzemá fueron ‘Oliver y Benji’

Real Madrid 4-1 Real Sociedad. Liga BBVA – Jornada 21. 31/01/2015.

Amigos y amigas:

¡Gran partido del Real Madrid frente a la Real Sociedad! Lo cierto es que quienes tuvimos la fortuna de estar el sábado en el Bernabéu disfrutamos de lo lindo y, lo más importante, vimos al equipo blanco recuperar algunas sensaciones positivas que había perdido en este inicio de año 2015.

Minutos antes del partido temí porque la entrada al campo no fuera importante. Demasiados huecos vacíos. Y me extrañó, habida cuenta de lo mucho que se juega el equipo en cada partido de todos los que restan en la temporada. Los chicos necesitan nuestro apoyo. Esos miedos fueron desapareciendo con los primeros minutos de partido (alguno llegó casi con el 1-1) y, al final, acudimos a la cita 71.653 almas, la gran mayoría dando apoyo al conjunto de Ancelotti.

RMA-RSO 31012015

Antes que nada, desde este humilde Blog quisiera mostrar mi más sentido pésame a la familia y amigos del hincha de la Real Sociedad fallecido en accidente de tráfico el mismo sábado al acudir a presenciar el partido, y por el que se guardó un respetuosísimo minuto de silencio al inicio del partido.

El tiempo estaba revuelto: tan pronto salía un rayo de sol entre tantas nubes como la nieve hacía acto de presencia. Y revuelto comenzó el choque. De hecho, antes de cumplirse el primer minuto de partido, la Real Sociedad ya se había adelantado en el marcador, gracias a un tanto de Elustondo a la salida de un córner. Afortunadamente, el Madrid reaccionó rápido y en el tercer minuto, James cabeceó a la red un medido centro de Marcelo. ¡Qué interminables me parecieron aquellos dos minutos y medio en los que el Madrid estuvo por debajo en el marcador!

A partir de ahí, el Madrid mejoró, y mucho y comenzó a controlar el partido a base de posesión y de embotellar a la Real en su propio campo. Kroos manejaba el compás con más acierto que en encuentros anteriores y estuvo bien sostenido por la magia de Oliver ‘Isco’ Atom. Illarra fue de menos a más, hasta el punto de realizar un buen papel en el segundo período.

Fruto de esa presión al área donostierra llegó el segundo gol al borde del descanso. Sergio Ramos aprovecha una jugada en el área para empalar un balón y enviarlo al fondo de la red, culminando así la remontada blanca.

La segunda parte tuvo como protagonista a ‘Benji’ Benzemá (que no juega en la portería sino que muerde en el área rival). Ya en el minuto 53 aprovechó un buen pase de Bale (hablaremos ahora del galés) para poner tierra de por medio en el luminoso y hacer el 3-1.

Y aproximadamente al filo de la media hora de la segunda parte llegó la obra de arte que justificó el pago de la entrada y el viaje desde tierras salmantinas. ¡Vaya GOLAZO de Benzemá! Pared con Isco y el remate de primeras de Benzemá, como mandan los cánones, que se colaba por toda la escuadra describiendo una parábola perfecta. Increíble.

El estallido de júbilo y admiración del Bernabéu fue espectacular. Alguno incluso se olvidó de los pitos a Bale por la jugada fallada en la primera parte. Lástima que poco después volviera a recordarle al respetable que no está en su mejor momento.

Vamos con Gareth. Sé que algún amigo bloguero a quien tengo la fortuna de recibir por aquí a menudo (¡gracias!) podrá discutirme estas palabras y espero que así sea. Pero yo os doy mi opinión, de lo que llevo viendo varios partidos y lo que presencié el sábado en el campo. Indiscutiblemente, Bale ES UN GRAN JUGADOR. Lo escribo en mayúsculas para que nadie dude ni piense que no admiro al Expreso de Cardiff. Pero parece que no está dispuesto a quitarse de encima esa fama de individualista y egoísta que le acompaña desde hace varios partidos (singularmente, desde el día de Valencia).

Contra la Real dispuso de dos clarísimas. En el primer tiempo, una contra perfectamente llevada por ‘Benji’ Benzemá, que incluso regatea a Rulli (portero donostierra) y cede el balón al otro lado, donde llegan absolutamente solos, James en carrera y el propio Gareth. Y éste, en vez de cedérsela al colombiano que sólo tenía que empujarla, se empecina en controlar el balón, da tiempo a llegar a la defensa realista y acaba disparando directamente fuera. En la segunda parte, ya con el 4-1, un balón en circulación de la defensa visitante rebota en el propio Bale que inicia una carrera endiablada hacia la portería en un mano a mano espectacular. A la derecha del ’11’ blanco se desplegaba Chicharito, totalmente desmarcado, por si podía ayudar en la jugada. Y el galés tiró al muñeco…

Ante esto, y por ir terminando, me planteo varias cosas. Primera: ¿qué le sucede a Bale? Con la ausencia de Cristiano en estos dos partidos ha llegado la hora de que Gareth explote, se sienta importante y demuestre completamente que es un súper-clase. Es cierto que el día del Córdoba solucionó la papeleta, pero da la impresión de que va a tirones, que un día es un héroe y al siguiente un villano. Segunda: Esto no me da buena espina. El del Bernabéu es un público muy exigente y ya el otro día escuché a más de uno desear su vuelta rumbo a Inglaterra. Amigo Gareth, permíteme un consejo: si de veras quieres triunfar y pasar a la Historia del Real Madrid como lo que eres, un genio, date prisa y ponte las pilas. Hasta los más grandes han sido cuestionados en la grada blanca y han tenido que sudar para ser reconocidos como los mejores.

En fin, amigos, creo que esto es todo. La próxima parada de Liga llega pronto. Pasado mañana en horario Champions frente a un Sevilla crecido, correspondiente al partido aplazado por el Mundial de Clubes. Si los blancos ganan, conseguirán distanciar al Barça a 4 puntos y al Atleti a 7, de cara al importantísimo partido del próximo fin de semana. ¡Hala Madrid!

Anuncios

Acerca de Javier Sánchez

Licenciado en Derecho y amante del fútbol. Redactor de 'Fútbol y Listo', un espacio para hablar de este maravilloso deporte y donde todos estáis invitados a participar. Os leo.
Esta entrada fue publicada en Equipos, Real Madrid. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Isco y Benzemá fueron ‘Oliver y Benji’

  1. saradrawing dijo:

    El problema de Bale es que, en cuanto pilla un balón, sigue adelante sin levantar la cabeza y todo lo de su alrededor desaparece… Él mismo lo admitió en varias entrevistas, y es una manía que debe quitarse de inmediato. En mi equipo, por ejemplo, las cosas no marchan nada bien precisamente por esa manía, que se ha apropiado de todos los miembros (menos de mi, que sigo siendo fiel al pase a un solo toque que aprendí de mi Madrid)… Y no me gustaría un pelo que a los blancos les suceda lo mismo.
    Por eso, Gareth, ¡levanta esa cabeza tuya!
    Gran crónica, como la que me esperaba. ¡Hala Madrid!
    PD ¿qué se siente al escuchar desde lo alto el himno de Plácido Domingo…?

    Me gusta

    • Es una sensación indescriptible… Una mezcla de ilusión y orgullo. Vivir un partido en el Bernabéu siempre es algo increíble (aunque la visión no sea tan perfecta como en televisión), el ambiente merece la pena.
      Respecto a Bale, creo que tienes mucha razón, a veces mirar hacia atrás o a un lado es la mejor opción para avanzar. Temo que esa obcecación con acabar las jugadas y marcar empañe lo buen jugador que es. Con disciplina y trabajo, mejorará en ese aspecto, seguro. Es un grande y está en nuestro Real Madrid.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s