Superfiasco

Supercopa de España 2014. Partido de vuelta. At. Madrid 1 – 0 Real Madrid.

Amigos y amigas:

No pudo ser. El Real Madrid perdió anoche el segundo de los títulos que disputa esta temporada, tras caer derrotado por 1-0 en el Estadio Vicente Calderón; con el cómputo global de 2-1 favorable a los rojiblancos tras el 1-1 de la ida. El tempranero gol de Mandzukic, a los 81” de juego lastró las opciones del equipo blanco de tratar de disputarle al Atleti la Supercopa. Por lo demás, fue un partido intenso, con innumerables interrupciones y en el que el club colchonero jugó, como suele, al límite de lo reglamentario. Así, el árbitro Fernández Borbalán sacó a pasear la amarilla en 10 ocasiones (4 para el Atleti y 6 para el Madrid, en las que se incluyen la doble amarilla y consiguiente expulsión de Modric). En el apartado de sanciones disciplinarias, conviene incluir la expulsión del Cholo Simeone en el minuto 26 de encuentro, acción por la cual, podrían caerle hasta 7 partidos, según refleja una noticia publicada en el Diario AS en el día de hoy.

El uno por uno del Real Madrid:

CASILLAS. Aprobado. Bien, sin excesivo trabajo, como ya ocurriera en el partido de ida. No puede hacer gran cosa en el gol y, sin embargo, en la segunda parte, en un acto de reflejos como los de antaño, le quita con el puño un gol cantado a Mandzukic.

Permitidme amigos que me salga del guión y me extienda con un comentario más. Ayer, según veía el partido y sobre todo al terminar, me quedé con la sensación de que el problema es que ahora tratamos a Iker como a alguien que necesitara un especial cuidado, como si no llegara al mínimo y tuviéramos que ser indulgentes con él. Lo que hace dos años podría ser una actuación normal, ahora se ve como algo extraordinario, digno de mención y, a mi modo de ver, eso implica que algo no va bien. Y, en suma, no es sólo que resuelva bien o no sus intervenciones, sino que le falta volver a ser el CAPITÁN, mandar, colocar a sus compañeros, darles seguridad. Parece que se perfila como titular en la temporada y si no recupera pronto su carácter, podemos pasar muchos apuros de aquí al mes de junio.

COENTRAO. Suspenso. Le faltó colocación, anticipación y desborde. No ayudó en la labor defensiva a Sergio Ramos.

SERGIO RAMOS. Suspenso. No encuentra la forma el central de Camas. La depresión post-Mundial (que también se observa en Iker y Xabi Alonso) le ha hecho perder el rol de jefe supremo de la línea defensiva y la seguridad en sus acciones. El curso pasado también empezó bajo, esperemos que logre alcanzar el punto de forma óptimo. Tuvo un remate franco al que no llega por poco en el 92′ para haber empatado la final y haber traído de nuevo el fantasma al equipo del Cholo.

VARANE. Suspenso. A este chico le faltan minutos. Fue muy blandito en defensa lo cual, frente al Atleti, significa servirle en bandeja el control del juego. Un fallo garrafal en un despeje suyo, junto con la falta de coordinación con Sergio, propició el gol atlético.

CARVAJAL. Sobresaliente. El mejor del Real Madrid, tanto en el partido de ayer, como en el general de la final. Aunque en los amistosos le vimos sobrerrevolucionado, demuestra ser expeditivo en defensa, buscando siempre la mejor forma de defender y sacar el balón. Además, se comienza a animar a ser peligroso en ataque. Ayer, sus incursiones fueron de lo poco peligroso que se vio.

XABI ALONSO. Suspenso. El tolosarra parece fuera de forma y, quien sabe si de sitio ante los rumores que hablan del interés del United. En los últimos años ha sido la piedra angular del Madrid, con visión, colocación y distribución del juego. Pero le falta, como a otros, una marcha o un par de ellas más. El perderse la final de Champions y de Supercopa de Europa por sanción, junto con la ya comentada depresión post-Mundial, pueden haber afectado a su rendimiento.

MODRIC. Notable. En un Madrid ahogado por la presión atlética, ha demostrado en los dos partidos que todo lo que hace tiene un sentido. El tono general del equipo le impidió brillar.

KROOS. Notable. Podría hacer un copia-pega del comentario hecho a Modric. Es el nuevo director de orquesta del Madrid.

BALE. Aprobado. No tuvo su noche. Apenas desbordó e inquietó la portería de Moyá. Gris, como el resto del equipo.

JAMES. Notable (alto). Fue, durante la primera parte que jugó, lo único peligroso del Madrid. Tuvo dos, una que salva Moyá con una buena mano y a la que no sigue la jugada Benzemá y otra que se va por poco. Jugó en una posición más natural para él y se agradeció. Si sigue creciendo así, llegará a ser muy importante; siempre que Ancelotti le encuentre su sitio.

BENZEMÁ. Suspenso. Estático, previsible y sin agresividad. Aunque Carletto insiste en que no necesita recambio y que aporta otras cosas al equipo, no debemos olvidar que ocupa la teórica posición del cazagoles. El Madrid necesita un jugador que, en partidos como el de ayer, te genere y marque una ocasión que puede decidir un título. Insisto: el Madrid necesita un delantero goleador. Queda escrito aquí el 23 de agosto; si no, no llegaremos lejos. No tengo duda de que este jugador puede ser Benzemá, pero sólo si cambia su actitud de cara al gol.

ANCELOTTI. Suspenso. No supo leer el partido ni lo que el equipo necesitó (cuenta con el crédito de traer la Décima, por supuesto, pero eso no debe convertirse en un salvoconducto), ni en la ida ni en la vuelta. Ayer, se desmarcó diciendo que Di María no era necesario para este partido, cuando todos sabemos que lo protegió de lesiones ante su marcha. Tampoco acertó quitando a Kroos y a James y manteniendo, por encima de todo y de todos, a Benzemá en el campo. Aumentar la posesión sin profundidad no sirve de nada.

LOS CAMBIOS. Sin valorar. Cristiano no debió jugar. Cuando un jugador no está al 100% su presencia no ayuda y, en el caso del portugués, se paseó por el campo como en la ida. Es el mejor, pero tiene que valorar que no siempre es bueno jugar cueste lo que cueste. Isco apenas tuvo tiempo de brillar y no lo hizo. Marcelo salió de refresco y mejoró la cobertura que había hecho Coentrao pero, con el Madrid volcado y desordenado, tampoco pudo frenar al Atleti.

El debate: Di María. No quiero recitar los ríos de tinta que he leído durante este verano sobre su marcha. El jugador se quiere ir, no se siente valorado y rechazó la renovación ofrecida por el Club. De acuerdo. Pero a nadie se le escapa que su aportación es vital y que, si se va, no hay recambio posible. Su verticalidad y explosividad son únicas. De ahí mi crítica a Carletto. No puedo creerme que después de lo que vio en la ida, diga que no lo necesitaba ayer. Mientras sea jugador del Madrid hay que aprovecharlo. Que ayer viera el partido por la tele seguramente fue decisivo para que el Madrid no sumara su Décima (Supercopa de España).

Anuncios

Acerca de Javier Sánchez

Licenciado en Derecho y amante del fútbol. Redactor de 'Fútbol y Listo', un espacio para hablar de este maravilloso deporte y donde todos estáis invitados a participar. Os leo.
Esta entrada fue publicada en Equipos, Real Madrid. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s